La práctica de la escritura

Los tres peldaños en la práctica de la escritura. ¿Te atreves a ser un experto?

La semana pasada te hablaba sobre la importancia de crear un hábito consistente de escritura, sobre todo si tienes un proyecto en Internet.

Pero una cosa es decirlo y otra hacerlo. ¿No crees? De hecho eso es algo en lo que fallan muchas personas que inician un blog. La falta de constancia.

He cancelado muchas suscripciones a newsletters porque aunque me interesaba el tema que trataban en principio eran muy irregulares publicando. Semanas sin saber nada y de repente un post larguísimo, una sopa de enlaces… O peor aún. Una promo.

Como digo siempre, un blog es una conversación, escrita en la mayoría de los casos. Si no estás acostumbrado a redactar se nota.

Pero cultivar una habilidad nueva, sea la que sea, requiere de un periodo de aprendizaje.

Una especie de rodaje, para que nos entendamos. Y este rodaje consiste por un lado en algo de estudio -lecturas, talleres, cursos etc- y por otro en la práctica continuada.

Ambos factores son importantes pero hoy me gustaría centrarme en el segundo porque lo considero fundamental para cualquiera que vaya en serio. De hecho muchos que ya escriben en Internet desde hace tiempo opinan que su escritura evolucionó enormemente gracias a la práctica regular que supuso publicar en su blog.

Por eso es tan importante crear ese hábito y hacerlo tuyo.

Pero hay maneras y maneras de practicar. No es lo mismo sentarte a escribir cuando tienes un rato y te apetece que hacerlo cada día. Igual que si deseas aprender a tocar un instrumento. Si no ensayas a diario llegará un momento en el que dejes de avanzar. Aunque te advierto de que el simple hecho de escribir cada día no es suficiente. Ese es tan solo el primer peldaño.

Dicen que cualquier hábito se interioriza después de 21 días. En mi opinión es necesario algo más de tiempo. Dos o tres meses incluso, dependiendo de lo compleja que sea la actividad en cuestión y de tu motivación. Pero una vez que lo hayas incorporado a tu rutina te aseguro que no lo soltarás. Basta con escribir cada día. Lo que se te pase por la cabeza, pero cada día.

Sin embargo este método tiene una pega. Sirve al principio, y descubrirás muchas cosas sobre ti que te sorprenderán. Pero al no haber en ello un propósito aparte de la propia práctica terminarás repitiendo los mismos patrones y te estancarás en la escritura íntima.

No me malinterpretes. No digo que la escritura íntima sea inútil. Todo lo contrario. Si no lo has hecho nunca te recomiendo que pruebes. Pero si quieres escribir para comunicar, publicar tus textos y conectar tendrás que subir un peldaño más: escribir con propósito.

Para escribir con propósito es necesario que te marques objetivos. Y a ser posible fechas límite para llevarlos a cabo. Por ejemplo: escribir los cinco siguientes artículos para tu blog y los días en que los publicarás o crear una guía sobre un tema concreto antes de una fecha determinada.

Al enfrentarte a ese objetivo, tendrás que dar un poco más de ti. Requerirá más atención y tiempo por tu parte y notarás que la cosa se complica porque ya no todo vale. La consecuencia es verte fuera de tu zona de confort y enfrentarte a esos monstruos de los que hablo a menudo en este blog: el bloqueo, la autocrítica, la procrastinación. Te exigirá además un guión y un esquema mental, una estrategia incluso. Como ves, la cosa ya se empieza a poner seria.

En este nivel habrás notado que tu fluidez ha mejorado bastante y la calidad de tus textos es razonablemente buena. A muchos blogueros les basta con eso y se desenvuelven más que dignamente en Internet. Aquí dependerá de lo exigente que seas con tu escritura.

Pero debes saber que hay un peldaño más que podría llevar tus textos al máximo nivel. La práctica deliberada.

Consiste en perfeccionar la habilidad deseada con entrenamientos concienzudos y de calidad buscando una mejora constante. Estos son, a grandes rasgos los cuatro pilares de esta práctica avanzada:

    – Una gran motivación que te ayude a afrontar el esfuerzo necesario.
    – Un método de análisis y evaluación de los resultados.
    – Feedback inmediato.
    – Propósito y consistencia.

El psicólogo sueco K. Anders Ericsson, que estudió las cualidades de las personas de alto rendimiento, afirmaba que con independencia del talento natural o la predisposición genética de cada cual, la práctica deliberada puede hacernos alcanzar el nivel de expertos cualquier actividad.

Me quedo con una frase que dijo el entrenador de fútbol americano Vince Lombardi, considerado uno de los mejores de la historia:

“La práctica no hace la perfección. Sólo la práctica perfecta hace la perfección.”

¿Quieres saber más sobre la práctica deliberada? Te dejo un par de artículos interesantes sobre el tema.

The Beginner’s Guide to Deliberate Practice. James Clear.
La importancia de la práctica deliberada. Raúl Hernández.

¿Cónocías este concepto? ¿Qué opinas de ello?

Y recuerda. Si aún no recibes mi newsletter puedes suscribirte aquí.

2 comments on “Los tres peldaños en la práctica de la escritura. ¿Te atreves a ser un experto?

  1. Muy interesante Núria, Me encanta el tema del avance en el aprendizaje y los posts de otros autores que has enlazado, tambien som muy buenos y claros.

    Gracias,

    Un saludo,

    • Si, es un tema que me interesa mucho desde hace tiempo y me apetecía escribir sobre ello. Me alegro de que te haya gustado. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR