¿Por qué escribo un blog sobre escribir blogs?

¿Qué tiene de especial escribir en internet? Esa es una buena pregunta. En este artículo intentaré responderla pero, antes de nada, deja que retroceda en el tiempo.

2014. Ya conocía el fenómeno blogging, pero fue entonces cuando empezó a apetecerme crear mi propio blog. Mi trabajo no me llenaba y necesitaba un reto que inspirara mi día a día. Sin verlo venir la chispa creció y tener mi blog se convirtió en mi sueño y mi objetivo principal.

Pero, ¿sobre qué escribir? Tengo aficiones de todo tipo. Fotografía, dibujo, ciencia, filosofía, manualidades… Me apasiona aprender cosas nuevas. Mi interés salta de un lugar a otro sin que yo pueda controlarlo. Hay personas que tienen claro desde el principio sobre qué desean escribir. Si eres de esos te felicito. Desde luego no es mi caso.

“Busca tu talento”, te dicen. “Pregúntale a tu gente. Haz listas con tus habilidades”…
He pasado los últimos dos años analizando otros blogs, formándome y experimentando. He leído mucho sobre marketing hasta el punto de sentirme abrumada y confusa por exceso de información. También he seguido muchos blogs. Demasiados quizás. Pero la idea sobre la que debía tratar mi propio blog se me escurría entre los dedos. ¿Imaginas lo frustrante que puede llegar a ser eso?

Había llegado el momento de dejar de leer, cancelar las suscripciones a la mayoría de los blogs que seguía y hacer una llamada de emergencia al callcenter de mi intuición.

Me di cuenta de que la escritura siempre ha estado ahí. Es el primer recuerdo creativo que poseo y salvo algún altibajo es algo que practico desde que tengo uso de razón.

Pero escribir en un blog es muy distinto que escribir relatos. La red es el sitio del ahora y de lo concreto. No se trata de un monólogo ni una demostración de talento. Es una conversación con los lectores, contigo.

Escribir como mínimo una vez por semana, enfrentarte a tus miedos y a tu censor interno, exponerte a las críticas, ser tú mismo, decir algo que importe. Asusta.

Asusta si lo piensas demasiado. Pero no es momento de pensar sino de actuar.

Por eso escribo un blog sobre escribir blogs. Porque creo que muchas personas pueden sentir ese vértigo cuando comienzan y porque quien escribe en internet necesita potenciar o desarrollar unas capacidades comunicativas específicas.

Ahora que todos hablan sobre marketing y emprendimiento me gustaría ofrecer una visión enfocada en la comunicación interpersonal y en el proceso interior del escritor.

Desde 2014, en este periplo de aprendizaje y experimentación he llegado a algunas conclusiones.

Un blog es algo más que una máquina de vender -ojo, que también lo es- ya que establece un canal directo entre el autor y sus lectores. Como lectora exigente odio que me molesten para venderme cosas. Si me suscribo a un blog es porque ofrece algo más y porque la forma en que lo expresa conecta con mis emociones.

lo que diferencia unos blogs de otros es la historia de fondo, la narrativa del blog. Eso se consigue combinando con acierto varios elementos: las imágenes, los textos, el tono, la conversación…

Sea o no tu objetivo vender, vas a necesitar empatía, sinceridad y una buena dosis de autenticidad.

Mantener un blog es un trabajo en sí mismo. ¿Merecemos poder llegar a vivir de ello? Desde luego que sí. Merecemos vender siempre que no vendamos nuestra alma. Pero recuerda: el entusiasmo con el que comienzas tu proyecto no es necesariamente proporcional al éxito que obtengas. Por lo tanto mi máxima es: aprender, superarse, perseverar, reinventarse y seguir aprendiendo.

En esto los gurús no existen. Existen personas admirables que alcanzaron sus objetivos antes que tú porque pasaron a la acción. La fórmula que utilizaron para lograr el éxito les funcionó porque detrás hubo un gran esfuerzo y valentía. Eso ni lo dudes. Aprende de ellos pero saca siempre tus propias conclusiones.

La única norma es que no hay normas. Si te abruma el SEO olvida el SEO. No vendas infoproductos si no estás preparado. El espacio que te ofrece Internet es el laboratorio de pruebas perfecto. No instales un pop-up si detestas que te salten a la cara cuando navegas desde tu móvil. ¿Darías a tus lectores algo en lo que no crees?

En definitiva: no tienes por qué hacer lo que otros hacen a pesar de que a ellos les funcione. Busca tu propio camino.

Y sobre todo: intenta aportar algo positivo al mundo y utiliza tu creatividad. Es lo más valioso que posees además de tu conocimiento. Y no olvides que este no te pertenece así que compártelo.

Una última cosa: el trabajo duro y el esfuerzo no son un fin en sí mismos. De nada sirve si te sientes irritado, exhausto e infeliz. Tu proyecto debe encaminarte hacia la paz mental, no hacia lo opuesto, la preocupación constante.

Escribe, compártelo y vive “aquí y ahora”. Tu blog, tus normas.

Cuéntame. ¿Sobre qué escribes? ¿por qué lo haces? Me encantaría leer tu opinión en los comentarios

¿Quieres potenciar tu escritura y crear un blog único?

Recibe mis píldoras semanales directamente en tu bandeja de entrada.

1 comment on “¿Por qué escribo un blog sobre escribir blogs?

  1. Buenas!

    “Y sobre todo: intenta aportar algo positivo al mundo y utiliza tu creatividad. Es lo más valioso que posees además de tu conocimiento. Y no olvides que este no te pertenece así que compártelo.”

    Esto de que tu conocimiento no te pertece, escrito así tan efusivamente, no lo acabo de entender pero bueno.Ahí queda.

    En general me siento muy identificado, sobre todo con el principio del post, donde hablas de encontrar tu principal foco de atención porque realmente es donde yo tengo el problema, me gustan demasiados temas, tengo talento para otros y alinearlos con mis valores se me hace aún más dificil.

    De momento y como ya te he comentado, me has ayudado en lo que se refiere a la escritura, que disfruto mucho y siento la necesitad de aprender y aprender, igual que con otros tantos temas.

    Para mi, lo difícil sigue siendo encontrar los temas que sean coherentes entre sí y saber casarlos para que ofrezcan una información interensante. Me pregunto mucho si tendre que aprender a vivir con lo “no optimo” en pos de pasar a la acción.

    Muchas gracias!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR