Crear un hábito de escritura

Razones de peso para crear un hábito de escritura

Si estás en Internet vas a tener que escribir, y mucho. Me gustaría darte varias razones por las que deberías comenzar hoy mismo a crear un hábito de escritura sólido.

O escribes o pagas para que otra persona lo haga por ti. Las dos opciones son válidas, aunque la primera quizás sea la más recomendable si buscas que tu marca o proyecto transmita tu visión de la vida y que la conversación con tu audiencia sea dinámica y sincera.

Vale, hay ciertos textos estratégicos en toda web para los que tal vez requieras de un consejo profesional, como puede ser una página de ventas o tu propuesta de valor. Sin embargo, la comunicación más personal -artículos del blog, boletines etc, debería llevar tu sello personal e inimitable.

Y es muy complicado escribir de forma regular si no has desarrollado antes un hábito de escritura sólido. Sobre todo si compaginas tu blog con alguna otra actividad. Puede que hasta te abrume la idea. Pero no deseo desanimarte. Todo lo contrario. Hoy te daré algunas razones de peso para que no pases ni un día más sin trabajar en ello.

Porque todo comienza con la escritura

Sé lo que estás pensando. “Barres para casa. Escribir no lo es todo. También está el vídeo, los podcasts, los webinars…”

Desde luego. Pero piensa que la escritura es el germen de todos los demás medios. No habría ni vídeos ni podcasts ni reportajes ni charlas sin un guión previo. La improvisación funciona muy pocas veces en la realidad. Hay que ser muy bueno para hacer un vídeo o dar una charla sin tener un guión. Ahí lo tienes. Escritura. La letra de muchas canciones. Escritura. ¿Una entrevista? Escritura de nuevo.

Porque escribir te hace destacar y te da autoridad

Lo cierto es que no todo el mundo está dispuesto o desea desarrollar su redacción. Porque no es fácil, requiere de práctica y porque algunas personas creen erróneamente que es necesario tener una especie de talento natural o don. Y no es así. Esta habilidad se puede desarrollar como cualquier otra.

Apostar por tu escritura te da la ventaja de diferenciarte de quien no lo hace. Y eso es un buen punto de inicio para trabajar tu marca personal y destacar en tu campo.

Porque si sabes redactar, sabes enseñar

Existe algo que todos poseemos, seamos o no adinerados. Conocimiento. No eres lo que reza tu cuenta bancaria, ni la casa en la que vives o el coche que conduces. Ni siquiera eres tu profesión.

Ha pasado la época en la que tu trabajo te definía. Hoy el conocimiento es el mayor valor con el que cuentas. Enseñar a otras personas aquello que sabes gracias a tu experiencia y deseo sincero de aprender es alucinante. ¿Te gustaría crear un curso online, un libro o un blog? Pues empieza ahora mismo a escribir.

Porque, aunque no lo creas, no todo está dicho

Oigo con frecuencia eso de que todo está inventado, que ya se ha escrito todo. Pero creo que las personas que lo dicen en el fondo se ponen excusas para no crear ellas mismas nada nuevo. Es más cómodo quedarse ahí, esperando a que otros lo intenten y fracasen y poder decir “¿Ves? Lo sabía”.

Pero si te fijas y abres un poquito la mente enseguida te das cuenta de que cada día surgen conceptos, inventos e ideas originales a pesar de que se haya escrito y hablado sobre casi todo. Precisamente en eso consiste la creatividad. En valerse de la imaginación para unir elementos ya existentes de forma distinta y novedosa.

Si todo estuviese dicho ¿Acaso algo en la vida nos sorprendería?

Porque forjar un hábito de escritura es una muy buena gimnasia mental

Conozco pocos ejercicios mentales tan completos. Escribir no consiste simplemente en sentarse y teclear en el ordenador o garabatear en un cuaderno. Requiere habilidades complementarias: claridad mental, imaginación, capacidad de relacionar ideas, de sintetizar, de tomar decisiones… En definitiva, una serie de procesos complejos que lo convierten en un ejercicio intenso.

Una hora de escritura es a tu mente lo que una hora de crossfit a tu cuerpo. Y cuando terminas te queda la misma sensación de misión cumplida.

Porque tienes muchas cosas importantes que decir

(Y si no las tienes escribir te ayudará a encontrarlas).

Uno de los pensamientos que en algún momento a todos nos asaltan es que no tenemos nada interesante que compartir con el mundo. Pues que sepas que eso es pensar en pequeño y pensar en pequeño es un grave error. Un mismo acontecimiento contado por ti o por mí será completamente distinto. ¿Quién te dice que tu versión no es la más interesante de las dos?

Además el simple hecho de escribir tus ideas te ayuda a ser consciente de tu visión de la realidad y, por extensión, a conocerte mejor y a transmitir los descubrimientos que vas haciendo por el camino.

Porque escribir para otros potencia tu capacidad de compromiso y responsabilidad

Saber que hay personas que están esperando a que publiques, por pocos que sean, te hace sentirte responsable de la calidad de tus textos, te compromete a no fallarles y a dar lo mejor de ti mismo.

Pero para ello necesitas un buen método que garantice que no vas a defraudar las expectativas de tus lectores y que vas a ser consistente en tus publicaciones y en tu trabajo en general.

Porque adoptar hábitos positivos eleva la autoestima

Los logros fortalecen la opinión que tienes sobre ti, sean del tipo que sean. Alcanzar un objetivo, aprender algo nuevo, abandonar un hábito nocivo…

Retomar o comenzar una rutina de escritura te convierte en alguien más creativo, más productivo y con mayor agilidad mental. Y hay algo que pone la guinda a esa sensación. El feedback. Cuando es bueno te sientes de maravilla e, incluso cuando no lo es, tiene un efecto positivo. El de querer superarte.

Porque el efecto dominó te impulsará a mejorar

El subidón de autoestima del que te hablaba es solo el primer paso que te llevará a ocuparte de otros aspectos de tu vida.

Mi proceso fue así: lectura >> escritura >> alimentación >> deporte >> espiritualidad… Ahora estoy trabajando el hábito de meditar. Y es que cuando te sientes capaz de algo te sientes capaz de todo.

Por placer

Lo menciono en último lugar pero eso no quiere decir que sea la razón menos importante. No todos los días lograrás sentirlo. Pero si llegas a alcanzar ese punto en el que la escritura fluye tendrás línea directa con la energía creativa del universo. ¿Cómo te quedas?

Aunque te advierto de que para llegar a crear ese momento mágico-místico antes tendrás que haber trabajado tu constancia y haber creado un hábito de escritura fuerte. Y para ello deberás practicar y practicar, no hay más remedio. Pero no te preocupes. Eso también tiene sus secretos.

Precisamente en el próximo artículo te hablaré con detalle sobre ello. Porque el hecho de sumergirse en una práctica activa implica superar una serie de niveles y quiero que los asciendas con la mayor firmeza posible.

Dime ¿Estás dispuesto a comprometerte con la escritura y mejorar la comunicación de tu proyecto? En este artículo te he ofrecido solo diez razones para ello pero podría seguir durante horas. Es todo un reto pero te aseguro que merece la pena.

Ya sé que hoy me he extendido más de lo habitual pero me gustaría que me dieses un minuto más de tu tiempo y que dejases tu opinión en los comentarios.
Y si aún no estás suscrito puedes hacerlo justo aquí debajo.

1 comment on “Razones de peso para crear un hábito de escritura

  1. Como todos tus post, me encanta!
    Tú podrías seguir escribiendo y yo leyendo. Me gusta muchísimo todo lo que transmites.
    Un abrazo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR